Capítulo 16 – Te alabo porque de lo malo sacas algo bueno

Así como lo mencione anteriormente mi Señor, te alabo porque haces nuevas todas las cosas, y porque de lo malo sacas algo bueno.

Es impresionante mi Señor como en momentos de crisis mundial, cuando ocurren atentados o desastres naturales, Tú nos invitas a unirnos. Es maravilloso ver como en la enfermedad de un familiar, o incluso en el mismo funeral, tu mueves los corazones para que nos unamos, para que nos solidaricemos con el más necesitado.

Por eso te alabo mi Señor mi Dios, porque no dejas que el ser humano se quede en el dolor y la desesperación, sino que utilizas nuestras manos para sacar algo bueno de lo malo.

Te alabo mi Dios porque nos das los medios para poder ayudar a los demás. Porque nos has dado habilidades o capacidades especiales que le pueden servir a quien más lo necesita.

Sé que es imposible que todos sepamos de todo, pero Tú nos bendices y nos ayudas en nuestro caminar guiándonos para madurar ante nuestros errores.

Bendito seas por siempre mi Señor, porque un corazón frio y podrido, Tú lo restauras haciendo una obra maravillosa como el diamante más fino que existe en todo el mundo.

Te alabo mi Señor porque sólo Tú has podido convertir los corazones de muchas personas que antes promovían la cultura de la muerte, y como ahora ellos son nuestros principales líderes para saber que rumbo tomar en esta lucha por la protección de la obra más importante, que es el ser humano.

Te alabo mi Dios porque ante un mundo muy contaminado Tú nos infundes tu sabiduría a muchas personas para que nos sumemos a campañas para reducir el impacto ambiental por nuestros errores.

Glorioso y majestuoso que no te quedas mirando como nuestro planeta se hunde, sino que Tú nos das la fortaleza para resistir, y la madurez para comprender que tenemos que cambiar, que como sociedad debemos dejarle un mejor lugar para vivir a la siguiente generación.

Alabado seas mis Señor por purificar nuestros corazones del egoísmo e infundirnos un espíritu nuevo para que sigamos luchando por el buen común.

Regresar al índice de LA ZONA DE DIOS

Derechos reservados ante el Instituto Nacional de Derechos de autor. No. de folio 03-2018-110110090600-14